La planta de cannabis sativa o marihuana tiene varios usos terapéuticos y medicinales. Históricamente ha sido utilizada como medicamento, fuente de alimento y diversas tradiciones espirituales y culturales.

Los cogollos, o flores de la planta femenina (hembra), son los que concentran la mayor cantidad de compuestos para uso medicinal. Entre los principales se encuentran los cannabinoides, los terpenos y los flavonoides, producidos de manera natural por la planta.

CANNABINOIDES

Son las sustancias químicas encargadas de activar el sistema fisiológico llamado endocannabinoide presente en el cuerpo y cerebro de todos los mamíferos incluidos los seres humanos. Dicho sistema tiene como misión regular el buen funcionamiento del resto de los sistemas que forman parte del organismo.

Los cannabinoides son un grupo de sustancias muy amplio y diverso. Actualmente se dividen en tres tipos: Los endocannabinoides, producidos naturalmente por los mamíferos; Los fitocannabinoides, sintetizados naturalmente por la planta de cannabis; Por último, se encuentran los cannabinoides sintéticos, es decir, aquellos que son creados en un laboratorio.

En el caso de los fitocannabinoides hasta el momento se han identificado alrededor de 100 distintos. Entre los principales se encuentran el Delta-9-tetrahidrocannabinol (nombre por su formulación química) popularmente conocido con las siglas THC. Es el principal componente estimulante y psicoactivo de la planta. Actúa como euforizante, analgésico, antiemético y antiinflamatorio. Por otro lado, está el Cannabidiol o CBD conocido por sus múltiples usos terapéuticos como ansiolítico, antipsicótico, analgésico y antiespasmódico. Otro conocido es el Cannabinol o CBN, que actúa como sedante, anticonvulsivo, antiinflamatorio y se produce cuando el THC entra en proceso de oxidación. También está el Cannabicromeo o  CBC. En este caso, actúa como intensificador del THC y se usa como antiinflamatorio, antimicótico y analgésico.

TERPENOS

Los terpenos son aceites aromáticos que produce la planta y les da a cada variedad de cannabis su sabor y aroma característico. Las plantas de marihuana producen terpenos de la misma manera que producen THC y CBD. Los terpenos funcionan como defensa para la planta. Ya que su penetrante aroma repele ciertos insectos, pero también atraen a otros necesarios para la polinización.

Por otro lado, hay que entender que los terpenos afectan a los receptores del cerebro y la forma en que trabajan, de esta manera se unen al THC causando el efecto psicoactivo del cannabis. Vale aclarar que no todos los terpenos funcionan igual. Algunos influyen en el cerebro para que nos relajemos, mientras que otros funcionan para elevar nuestro estado de ánimo y los niveles de energía en el cuerpo. Sin dudas, los terpenos son un terreno a explorar en lo que respecta al uso medicinal de la marihuana, tal es así que los laboratorios ya no reducen sus investigaciones al THC o CBD sino que, paulatinamente, las extienden a estos compuestos.

Si bien existen más de 100 terpenos distintos, entre los principales se destacan:

MIRCENO:

El más común en la marihuana. Tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y analgésicas.

LIMONENO:

Conocido por sus propiedades antifúngicas y antibacterianas (repelente natural de insectos). Pasa la barrera hematoencefálica con gran facilidad. Aumenta la concentración mental y la atención, y es beneficioso para el bienestar en general.

LINALOL:

Induce un efecto sedante y calmante. Es, en parte, el responsable de los efectos calmantes de algunas variedades de cannabis.

CARIOFILENO:

Conocido por su uso antiinflamatorio.

PINENO:

Este terpeno estimula la energía y mejora la concentración. También se utiliza como expectorante y tiene efectos de ensanchamiento de los bronquios.

TERPINEOL:

Tiene un efecto sedante y relajante. Además, se utiliza para hacer perfumes y cosméticos.

NEROLIDOL:

Tiene propiedades antifúngicas y es efectivo para el tratamiento de la malaria.

BORNEOL:

Este terpeno tiene una larga data en lo que respecta a su uso en la medicina china. Se utiliza para el tratamiento del estrés y la fatiga. Además, cuenta con propiedades antiespasmódicas y sedantes.

FLAVONOIDES

Los flavonoides son compuestos químicos que tienen las plantas que se conocen como fitonutrientes. Estos están presentes en frutas y verduras y por lo general son responsables de dar  colores brillantes y atractivos. Se cree que los flavonoides pueden tener beneficios dietéticos y para la salud al comer frutas y verduras.

En la china antigua se usaba para potenciar la protección de la piel y la función cerebral como también para equilibrar los niveles adecuados de azúcar en sangre y la presión sanguínea.  En la actualidad se utilizan para ayudar en la Longevidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, entre otras patologías

El cannabis contiene varios flavonoides entre los que se encuentran Cannaflavinas (A, B y C), β-sitosterol, vitexina, isovitexina, apigenina, kaempferol, quercetina, luteolina y orientina. Se cree que la variedad de flavonoides en la planta de cannabis es extenso, pero debido a la prohibición los estudios para identificar y clasificarlos son limitados.

SISTEMA ENDOCANNABINOIDE

Es el sistema que modula las diversas funciones fisiológicas de nuestro cuerpo, como pueden ser la percepción del dolor, inflamación de órganos y tejidos, la regulación del apetito y el control de diversas funciones metabólicas, la regulación del sueño y un proceso de mediación en diferentes procesos a nivel neuronal, cardiovascular, digestivo, reproductivo e inmunológico. Es decir, el sistema endocannabinoide tiene como objetivo mantener la estabilidad de los sistemas internos del cuerpo humano.

Los endocannabinoides, como vimos más arriba, son moléculas que activan los dos principales receptores conocidos como CB1 y CB2. Los receptores CB1 están ubicados en el sistema nervioso central y se encargan de mediar procesos neuronales y efectos psicoactivos de ciertas sustancias. Por otro lado, los receptores CB2 se encuentran en el sistema inmunológico, el cual regulan.

Para que el sistema endocannabinoide funcione de manera correcta es necesario que los receptores CB1 y CB2 sean activados por los cannabinoides. Esta activación produce cambios dentro de las células, que le permiten al sistema endocannabinoide regular el buen funcionamiento de los procesos fisiológicos del cuerpo.

ENFERMEDADES TRATABLES CON CANNABIS

La combinación de los cannabinoides producidos por la planta y la función del sistema endocannabinoide le permite al cannabis y sus derivados ser utilizado como terapia paliativa o curativa, es decir que busca reducir o eliminar los efectos secundarios de los tratamientos con medicina tradicional, en numerosas patologías como: Adicciones, alzheimer, anorexia, depresión, artritis, artrosis, asma, cáncer, diabetes, distonía, dolor, estrés postraumático, epilepsia, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica (ELA), lesión de médula espinal, espasticidad, entre otras.

Deja una Respuesta