Saltar a contenido principal

La empresa estatal  Cannava SE colocó en el mercado local el primer aceite plenamente producido en Argentina. Son 160 farmacias las que podrán venderlo.

Pasaron cuatro años de la adhesión de Jujuy a la Ley 27350 de Investigación científica y uso medicinal y terapéutico del cannabis y sus derivados. En conjunto la provincia redactó su propia Ley 6012 que le permitió  ampliar el interés sanitario sobre el uso de cannabis medicinal. Hoy coloca en el mercado local el CBD 10, con 99% de cannabidiol, la molécula no psicoactiva de la planta, al precio de $2.990 en envase de 10ml y próximamente el envase de 30ml a $7690.

“Cumplimos con un hito más, el más importante. Dimos pasos muy relevantes en el proyecto, trabajamos con organismos nacionales cumpliendo con toda la normativa y las medidas de seguridad que requiere la complejidad de este proyecto para lograr un producto farmacéutico destinado al cuidado la salud de las personas”, destacó el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, junto al ministro de Salud Antonio Buljubacich y el presidente de Cannava SE Gastón Morales en la conferencia de presentación del aceite.

Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, en la presentación del aceite CBD 10.

El aceite está indicado para tratar epilepsia y enfermedades neurológicas a fines, como síndrome de Lennox-Gastaut, de Dravet (mayores a 2 años) y epilepsia refractaria en adultos. También es considerado para enfermedades inflamatorias intestinales como colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn. En síntomas asociados al cáncer avanzado, se puede prescribir con el objetivo de mejorar la calidad de vida, como coadyuvante para tratamiento del dolor somático y neuropático crónico, trastornos del sueño y /o ansiedad reactiva.

Cannava Sociedad del Estado (SE) confeccionó una Guía para la prescripción médica, que se puede descargar de su web, para orientar a los médicos en el armado de las recetas digitales en la aplicación Xeilon. La receta será archiva por la farmacia como lo es en el caso de todas aquellas especialidades medicinales y medicamentos industriales constituidos por principios activos que por su acción sólo deben ser utilizados bajo rigurosa prescripción y vigilancia médica, por la peligrosidad y efectos nocivos que un uso incontrolado puede generar.

Serán 160 farmacias jujuñas que podrán vender el aceite CBD 10

Solo los médicos con matrícula en Jujuy, podrán recetar el CBD 10, y serán ellos mismos quienes continúen el control de fármaco vigilancia del paciente reportando los avances en los efectos que genere el consumo del aceite medicinal. Como parte del Programa Terapéutico Especial, que se desprende del artículo 4 de la ley provincial, Jujuy convocó a 50 pacientes, que ya utilizaban aceite artesanal, por su patología, para darle tratamiento y aceite gratis de por vida en el Hospital de Zabala. En dicho programa se desempeñan 5 neurólogos, 2 infantiles y 3 adultos, para el seguimiento de los casos.

«Cannava CBD10 es un aceite medicinal de cannabis hecho 100% en Jujuy y el primer producto de grado farmacéutico de su tipo elaborado íntegramente en suelo argentino. Obtuvo todos los permisos, autorizaciones, inscripciones y registros que exige la legislación provincial y nacional, además de encontrarse Inscripto ante la ANMAT y brindar reportes mensuales de trazabilidad ante el INASE para poder hacer realidad la dispensación del aceite en nuestras farmacias, un hito que cambiará la salud de muchas familias», expresó Gastón Morales, presidente de Cannava SE, en el lanzamiento oficial.

Los comienzos y el futuro de Cannva SE

Su creación se forjó en mayo de 2018 por decreto provincial avalado a partir de la Ley 23750, y su posterior ley provincial, como la primera empresa estatal dedicada a la producción de derivados medicinales de cannabis en Argentina. Ubicada en la finca El Pongo, tierras públicas de la provincia, cuenta con un cultivo de 35 hectáreas y 9 invernaderos, expandido a gran escala con 26 mil semillas y espera en 2022 llegar a las 220 hectáreas.

El presidente de la empresa, es Gastón Morales, junto a dos directores, Hernán de Arriba (Ingeniero Agrónomo) y Marcelo Guastella (Lic. Relaciones Institucionales), quien en conversación con este medio explicó que “el modelo de Cannava SE surge luego de conocer y analizar los desarrollos de países más avanzados en cannabis medicinal como Israel, Canadá o Colombia”.

La primera semilla que ingresó con autorización a Jujuy fue en 2019 de un banco de Colorado, Estados Unidos, sativa rica en CBD. Estas flores fueron cosechadas en la etapa piloto del cultivo bajo inspección del Instituto Nacional de la Semilla (INASE).

Al complejo de biotecnología, que integra destiladores, columnas de evaporación y centrifugadores, entre otras maquinarias, se sumó recientemente la adquisición de equipos de extracción, con un costo de un millón de dólares, que le permiten pasar de procesar 2 kg por días a 45 kg por hora. El avance en la producción y reducción de tiempos, permite a la empresa pensar en la exportación.

“Siempre estuvo en nuestros planes la exportación, una vez autorizada. El objetivo es primero abastecer el mercado local y luego buscar aliados comerciales. Brasil puede ser uno de ellos en la región por la cantidad de habitantes y por su legislación que solo permite la importación de aceite”, expresó Marcelo Guastella, director de Cannava SE a este medio.

En noviembre de este año, el gobernador Morales viajó a España donde se reunió con directivos de Cafina, una compañía española asociada con la firma canadiense Canopy Growth productora de aceite medicinal y fibras textiles de cáñamo. Allí se podría abrir la puerta para la inversión y desarrollo de cáñamo en Jujuy, como una nueva matriz productiva en reemplazo del algodón.

Guastella destacó que el laboratorio de Cannva está preparado para la producción farmacéutica tanto en forma líquida (aceite) como para sólidos. Es de esperar que un nuevo producto de la compañía sea cannabis medicinal en polvo.

Aceites aprobados en Argentina

Cannava SE espera la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para poder comercializar el CBD 10 a nivel nacional, del que ya muchas provincias han demostrado interés en adquirirlo. Con el visto bueno final, que se espera sea en los primeros meses del 2022, la empresa jujeña competirá en el mercado nacional con los laboratorios ALEF y ELEA, quienes ya obtuvieron la homologación de sus aceites, por parte de la ANMAT, con el Epidiolex, el primer medicamente autorizado por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU). Todos con prescripción como antiepilépticos apuntado a síndrome de Dravet o Lennox-Gastaut.

El Convupidiol, del laboratorio Alef, presidida por el chileno, ex grupo Recalcine, Patricio Rabinovich, se aprobó como especialidad medicinal y por régimen de excepción. Su envase de 35ml cuesta $66754. El estado argentino realizó una compra mediante contratación directa por $66.3 millones (u$s 668 mil) por un total de 1800 frascos a entregarse en tres etapas. Una primera entrega se realizó en Agosto de este año al Hospital Garrahan para el tratamiento de 14 pacientes.

Por otra parte, el segundo en aprobarse por ANMAT fue Kanbis de Elea, a un precio similar al CBD 10 de Cannava, de $7990 el envase de 30 ml. La empresa nacional de los socios Daniel Sielecki, Hugo Sigman y Silvia Gold, producen el aceite en la planta de Villa de Mayo, partido de Malvinas Argentina. La importación de la materia prima tiene cláusula de confidencialidad, según declaró Eduardo Spitzer, director científico del laboratorio, al medio Forbes. ELEA se perfila como uno de los grandes competidores en el mercado del cannabis medicinal nacional con una capacidad inicial de cubrir 3000 tratamientos por mes y la intención de llegar a los 100.000 lotes. Sin embargo es de destacar que Cannava al momento es la única empresa con producción cien por ciento nacional.

Luis Castro Palma

Periodista - Estudiante de Ciencia Política (UNLaM). Historias de vida - Trama política.

Únete a la discusión Un Comentario

Deja una Respuesta