El narcofemicidio de Lucía Pérez, en Mar del Plata 2016, refuerza el debate por la legalización de la marihuana. Su madre Marta Montero, habló con Cannabica Argentina sobre la prohibición que afecta a los y las consumidores, eslabón más débil de una cadena de complicidad e intereses económicos.

En el marco de la exhibición artística El Cuarto de Lucía Pérez, en el taller «De los prejuicios por fumar a los narcofemicidios» convocado por la organización civil Acción Cannábica, Marta y Guillermo, madre y padre de Lucía Pérez, adolescente de 16 años que murió tras encontrarse con “dealer”, aportan sus testimonios para evidenciar cuál es el verdadero debate sobre la legalización.

Marta Montero, mamá de Lucía Perez en la Manzana de las Luces.

“La palabra Cuarto es un juego de palabras, ella no debía estar en ese cuarto donde murió sino en su único cuarto. Yo, como madre, estoy segura que ella no fue al cuarto de su ´dealer´ por propia voluntad. Fue vencida, porque la drogaron a su máximo nivel”, expresó Marta Montero.

En este sentido, las declaraciones de Montero, van en sintonía con lo expresado por las Madres Contra el Paco, en C5N: “El doble discurso, la doble moral, la hipocresía. Porque los pibes pobres nuestros son los que van presos, son los que sufren la violencia institucional. Con la penalización de la tenencia, hacemos que todos los pibes que consumen puedan ir presas, es la forma de que todos los pobres vayan presos”.

Recreación: El Cuarto de Lucía Pérez

Montero confiesa que en un primer momento no pudo reflexionar sobre este paradigma prohibicionista que vuelve más vulnerables a los consumidores: “A pocos días de su muerte, recuerdo que arranqué con bronca un poster que Lucía tenía del Pity Álvarez, indignada, y mi hijo me frenó y me dijo mamá ´no es así a Lucía no la mató el haber consumido, a Lucía la mataron tres narcotraficantes´. Si Lucía hubiese tenido la posibilidad de comprar ese cigarrillo de marihuana en un kiosco, hoy estaría con nosotros, no estaría muerta”, manifestó Montero.

El fallo de la impunidad, anulado por Casación en 2018, comprueba la red de complicidad en entre las fuerzas de Seguridad, la justicia y la política. Guillermo, papá de Lucía, agrega datos sobre esta relación de complicidades: “Offidani conoció a Maciel es la Triple Frontera, ahí Maciel trabaja en el CPA (Centro Provincia Atención de Adicciones), esa es la trama que tenían para captar consumidores”.

Tribunal en lo Criminal N°1

Offidani y Farías, ambos condenados en el primer juicio anulado solo por narcotráfico, y que serán juzgados nuevamente por la muerte de Lucía, recorrían las inmediaciones de los colegios, a la vista de todos y así mismo fue como los detuvieron al día siguiente del crimen: “Estaban de nuevo con la camioneta cargada de droga y recorriendo las mismas cuadras. Una impunidad total”.

La memoria de Lucía impulsó a Marta y Guillermo, a luchar contra el “fallo de la impunidad” y obtener el juicio político contra los jueces Juan Facundo Gómez Urso y Pablo Viñas, dos de los tres jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Mar del Plata. Aldo Carnevale, el otro juez integrante del Tribunal cuestionado quedó exento del juicio político por haber renunciado a su cargo. Ahora esa misma memoria activa los impulsa a sumarse al debate contra el paradigma de la prohibición.

Luis Castro Palma

Luis Castro Palma

Periodista - Estudiante de Ciencia Política (UNLaM). Historias de vida - Trama política. Amo leer el diario en papel. River Plate y fútbol amateur con amigos.

Deja una Respuesta